Recibir al más hermoso de los niños

Las cuatro semanas de Adviento en la liturgia cristiana son para mí un tiempo de preparación para la llegada de Navidad, donde se celebra el nacimiento de Jesús. Personalmente en este tiempo en forma consciente soy más amorosa con las personas, trato de ayudar al que lo necesita, de decir una palabra de aliento al enfermo, de sonreír al prójimo, en fin, todo lo que durante el año lo hago sin pensar y a veces poco, en este tiempo de Adviento me preocupo en forma especial. Es como decir un abuenamiento del espíritu para recibir al más hermoso de los niños, Jesús mi Señor.

Ivonne Grimal

¿Te gusta el escrito de Ivonne? Compártelo con tus amigos e invítalos a iniciar el camino de la meditación cristiana – dale click a los iconos de abajo.

Leave a Reply

Your email address will not be published.