arboles

Lo mejor de la meditación cristiana, para mí, es que crea un espacio-tiempo en que nada se interpone entre Dios y yo, cada día logro un mayor “espacio” en mí donde acoger al Espíritu, cada día es más mí y soy más Ella o Él (no tiene género pero el español si) y la libertad que esto va trayendo a mi vida se parece al oxígeno que respiro, me permite amar sin límites… sin miedos. No sé si conseguí dar un testimonio comprensible pero un amigo mío dice que la gente libre da miedo y que el miedo quita la libertad.

Anika Vagalume

Leave a Reply

Your email address will not be published.