La meditación no se puede descuidar, hay que practicarla todos los días.Los seres humanos tenemos una mente que trabaja constantemente y ,a veces, divaga;un ego que nos impulsa a sentimientos de los que, a veces, no somos conscientes y nos tornan agresivos, violentos. Para aquietarnos y ser dueños de nuestro destino debemos meditar en forma sostenida.

Alicia Gundín

Leave a Reply

Your email address will not be published.