naranjas

Lo que más me gusta de este escrito es que resalta la sencillez de la actividad contemplativa y muestra un ejemplo muy eficaz para poder concentrar la atención. Ese ejemplo consiste en la búsqueda de una palabra que obre como “mantra”. Ella nos permitirá volver una y otra vez a nuestro centro de oración y nos ayudará cuando aparecen las dispersiones.

Alicia Gundín

Leave a Reply

Your email address will not be published.