Reflexiones de la meditación cristiana

Lo que proviene de la Fuente de la vida cobra real significado cuando se lo comparte, tenemos el amor de Jesús en su nombre pidamos que lleve a donde sea necesario la luz de nuestra fe encendida en su Amor, a fin que todos sientan su consuelo, su amor, su ayuda, y permanezcan serenos confiados pese a tanto espanto y horror.

Cada texto que nos envías nos moviliza con alcances insospechados.

El texto elegido el jueves anterior nos llevó a Jesús mismo cuando El entra en el templo se sienta abre los pliegos y lee, El Espíritu del Señor está sobre mi.

Al ser el Amor hermoso quien es, Presencia, Luz, Verdad, cada vez que meditamos, lo contemplamos y lo sintamos o no “cenamos con él”, comemos de lo mismo que El, su Espíritu nos alcanza completamente, purificándonos de todo lo que no es de Dios, estamos siendo restaurados en el mismo y único Espíritu Santo.

Desde el amor infinito de Jesús y María,

Alicia Vinent

¿Te gustaría iniciar el camino de la meditación cristiana? Explora este sitio web y recibe los escritos de Father John Main en tu correo. Pulsa aquí para inscribirte a nuestro servicio de apoyo virtual.