El mismo Reino se encarga de estar, de ser...

No tengo ninguna certeza de saber si tengo experiencia del Reino de los Cielos, y menos de poder alinear dos palabras al respecto. Me gusta pensar que el mismo Reino se encarga de estar, de ser, y que me engloba, junto con todo lo que es, todo lo que está, ya que somos sujetos de tiempo y espacio.

Sé que pronunciando el “venga a nosotros tu Reino” anhelo que su dominio abarque mi vida, mi cuerpo, el físico tanto como el mental o espiritual, y aspiro a que algún día todo en mí se rija por el amor, la paz y el gozo de la comunión con lo que es.

Aspiro a los frutos de justicia que traerá, a la abundancia para todas las criaturas y su libertad total… sin trabas. Mientras tanto, espero y rezo “venga…”, lo pido por todo lo que me rodea. Al pedirlo creo que me viene un cierto aroma… que la espera y el deseo son ya el Reino o su entrada. Huele a pan para todxs, huele a agua viva, huele a descanso y reconciliación… sí eso creo.

Christina Moreira

¿Te gusta el escrito de Christina? Compártelo con tus amigos – dale click a los íconos de abajo.