“El requerimiento es ser totalmente generosos, que totalmente renunciemos a nuestros pensamientos, imaginación, perspectivas y sobre todo, renunciando incluso a nuestras propias oraciones hacia la apertura a la oración de Jesús en nuestro corazón”

Me gusta este párrafo porque explica muy claramente como es la meditación.

Si queremos sintetizar la explicación, podemos usar la palabra “entrega”, creo que esa entrega es la oración.

Rosi de León
Mendoza, Argentina

Dejaste de meditar por algún tiempo? Re-inicia sabiendo que es el Espíritu Santo que ora en ti. Ven a nuestra Capilla Virtual.