bonito

Me encanta este escrito por su sencillez y porque apunta a lo esencial del mensaje del Nuevo Testamento: la oración cristiana y su carácter único. Esa oración es un auténtico río de amor que fluye constantemente sobre nosotros y nos impregna de la persona de Jesús. Pero es también una tarea para toda nuestra vida, porque , si bien se nos da gratuitamente, debemos prepararle el camino. Y nuestra labor en ese sentido es expandir nuestra conciencia mediante la práctica constante del silencio interior.

Alicia Gundín

Leave a Reply

Your email address will not be published.