Un ritual, para mí, es una práctica que se repite con regularidad con el objeto de acercarnos a una dimensión más profunda, más plena, donde se asienta lo genuino o auténtico

En el caso de la meditación cristiana, el ritual busca la unión más completa entre el Creador y la Creación. Y para hacerlo, ayuda a las criaturas humanas a trascender sus propios límites para entrar en sintonía con el Ser Supremo y todo el resto de la Creación.

Alicia Gundín

Leave a Reply

Your email address will not be published.