Paris_7

Lo único que nos impide la unión con Dios es lo que podemos describir como auto-conciencia, la sobre-auto-conciencia del egoísmo. No creo que sea una exageración decir que el pecado original es el de la auto-conciencia, pues la auto-conciencia da paso a la división de la conciencia. Es como tener un espejo entre Dios y nosotros mismos. Cada vez que nos vemos en el espejo nos vemos a nosotros mismos. El objetivo de la meditación es romper el espejo, para así dejar de ver los reflejos de las cosas y consecuentemente dejar de ver todo al revés, incluyéndonos a nosotros mismos. La esencia de la meditación es tomar radicalmente el reino del cielo. El espejo debe romperse. Jesús habla que debemos superar la auto-conciencia, el reflejo de nosotros mismos, y nos dice que nadie puede ser su seguidor si primero no renuncia a sí mismo. John Main

Damos la bienvenida a Inocencia invitándote a vivir la experiencia contemplativa como un gran paso en la profundización de tu vida espiritual. Es simple y difícil pues requiere de nuestra perseverancia y constancia. Para ayudarnos, meditamos juntos que además nos trae el gran regalo de la amistad divina.

Dios nos bendice con tu llegada!

Lucía Gayon

Leave a Reply

Your email address will not be published.