meditacion-cristiana-26

Me causa cierta inquietud o conflicto entender el concepto de “Salvación”. Fui educada a que la salvación ocurre a las almas caídas, que están en los pantanos del pecado, que viven en la obscuridad, o se encuentran deambulando en el purgatorio de la vida. Me causa conflicto porque, por otro lado, se supone que hemos ya sido “salvados” (de lo que sea) y que vivimos a la luz de la Resurrección.

Parece ser que en el Siglo IV, el cristianismo se volvió obsesivo con la idea de la caída humana y por la culpa que esto acarrea, y por consiguiente, la necesidad de ser “salvado” de tal culpa y de tal caída. Vemos a Jesús como el Salvador de los caídos.

A la luz de mi experiencia de meditar y de vivir la presencia de Dios en mi corazón, no siento que el concepto de “salvación” se aplique en ese contexto. Para mi la “salvación” es más un proceso de iluminación, de despertar a la presencia de Dios—Amor.

Analizando el Evangelio, las palabras y acciones de Jesús, creo que El no explica su venida para “salvarnos del pecado” – creo que su vida es más bien un testimonio, un ejemplo para ser iluminados. De ahí que nos llama Amigos – no trata a sus contemporáneos como pecadores, aunque lo seamos. Un ejemplo maravilloso es su acción con la mujer a la que iban a apedrear – la cuida, la ilumina, la defiendo – no la interroga sobre sus pecados – la abraza! No es esto la iluminación misma?

Qué triste sería quedarnos con el concepto de las almas caídas que no tienen remedio – que ni la vida, muerte y resurrección de Jesús hagan diferencia alguna. Que tal vez podamos ser salvados si nos arrepentimos antes de morir, si nos toca la suerte de estar conscientes.

Pero qué alegría y que fuerza tendría nuestra vida de que estamos en el proceso de iluminación y que nuestra misión diaria es descubrir las señales luminosas de Dios en los acontecimientos diarios de nuestra vida así como en las relaciones con aquellos que nos acompañan.

Lucía Gayón

One thought on “Salvación o iluminación? Lucía

  1. Así mismo siempre compreendi la salvación : un camino de ascesis haste Dios por medio de la vida y la Palabra de Jesus.

Leave a Reply

Your email address will not be published.