Todo se tiñe de amor cuando uno medita

Todo se tiñe de amor cuando uno medita. Todo tiende al equilibrio, a la paz, la alegría y sentir que Dios en su gracia, se vuelve un amigo al diálogo abierto de nuestro corazón.

Todo cambia la vida cotidianas hace más sencilla y encontramos un sentido especial de la gratuidad.

Liliana Mellano

¿Te gusta el escrito de Jesús? Siembra la semilla de la meditación cristiana compartiéndola entre tus amigos – dale a los iconos de abajo.

Leave a Reply

Your email address will not be published.