Ser como niños? Es abrir nuestro corazón a la humildad, a la inocencia, a la sencillez. Cuando se es niño no hay malicia, se es puro de mente y de corazón, si nos ofenden olvidamos pronto.- Esto es el llamado de Jesús si queremos alcanzar el reino de Dios debemos cultivar estos dones y volver a ser el niño que llevamos adentro.- La Cuaresma es tiempo para reflexionar, tiempo de conversión, es renovar nuestro pacto de amor con Dios para resucitar a una vida nueva.

Mercedes Elorza de Flores

Leave a Reply

Your email address will not be published.