Ser niño

Me gusta practicarlo. Creo que gran parte de mi vida actúo como niño: tengo buen humor, me gusta reír, duermo largas horas en la noche, adoro jugar sola o acompañada, me encanta la piscina, escuchar música, mirar jugar a los niños, verlos cómo se comportan y los encuentro divertidos, me hacen reír. Pero cuando me pongo densa lo paso mal y me doy cuenta que no es el camino. La Cuaresma es el tiempo para aprovechar de hacer cambios, ser más amable, cooperativa, aceptadora, entregar amor lo más que pueda, acercarme al Señor y disfrutar de los días que son su regalo.

Ivonne Grimal

Leave a Reply

Your email address will not be published.