El Silencio se hace luz

La parte más importante de la meditación cristiana es permitir que la presencia de Dios dentro de nosotros se haga un silencio profundo.

El mantra que nos talla a luz de la gracia de Dios, se vuelve un vacío que habla en la soledad del hombre.

Entonces el silencio se hace luz, esa luz es la reconfortante presencia del Señor que nos llama y nos escucha.

Liliana Mellano

¿Te gustaría iniciar el camino de la meditación cristiana? Explora este sitio web y recibe los escritos de Father John Main en tu correo. Pulsa aquí para inscribirte a nuestro servicio de apoyo virtual.

Leave a Reply

Your email address will not be published.