Ser simples, como el Maestro.

Ser simples, como el Maestro.

Lo simples nos hace caminar en un sendero de amor y misericordia.

La vida vivida con humildad de corazón nos acerca al hermoso silencio del encuentro con Dios.

Desde allí cada momento de la vida diaria, se hace más flexible.

Dejamos fluir.

Podemos convivir en el mundo y brindarle a todos lo que nos fue regalado por gracia.

Liliana Mellano

¿Te gusta el escrito de Lili? Siembra la semilla de la meditación cristiana compartiéndola entre tus amigos – dale a los iconos de abajo.