Sin juicios ni expectativas

Me gusta el primer párrafo porque, al expresar un juicio despectivo de la meditación contemplativa por parte de quienes no la practican y la perciben desde afuera, está señalando una de sus características intrínsecas: sólo se puede comprender el acto de meditar llevándolo a cabo, sin juicios de valor ni expectativas de logro. O sea, simplemente meditando.

Alicia Gundin

¿Tienes niños, nietos, sobrinos? ¿Eres catequista o docente? Medita con los niños: Tenemos un curso que iniciará en marzo de 2018 que te ayudará. Leer más.

Leave a Reply

Your email address will not be published.