2 thoughts on “Soledad – Isabel

  1. ¿Que decir de la Soledad? Soledad puede ser: un nombre, abandono, estar solo sin compañía. Puede ser dolorosa la soledad cuando uno necesita compartir tristezas o alegrías y no tener con quien hacerlo. La soledad puede provocar temores, angustias, depresión….
    Pero quisiera referirme a “la soledad sonora que recrea y enamora”. Esa soledad necesaria en este mundo tan agitado que vivimos. Sin esa “soledad sonora” el espíritu no podría orientarse ni elevarse hacia Dios. La soledad para “el encuentro amoroso” es necesaria, tanto para el encuentro de dos enamorados, como para el encuentro con ese Dios enamorado de nosotros. Todo encuentro de amor necesita de la soledad. En soledad puedo expresarle a mi enamorado (persona o Dios) todo lo que siento, de la manera más auténtica, más expresiva y más sincera.
    En soledad puedo encontrarme a mi misma, definir mis metas, aclarar mis objetivos. En un mundo de ruidos esto es muy difícil de lograr porque el ruido me dispersa y me distrae.
    La soledad me ayuda a concentrarme, a conocerme mejor, a tomar conciencia de la real realidad de mi vida y de la vida en general. Aunque quiero aclarar que cuando estoy aparentemente sola, es cuando mejor acompañada me siento por ese ser trascendente que vive en mi, que me ama y me invita a estar en soledad con El.

    • Muy hermosoo tu escrito, Teresa – muchas gracias! Me he tomado la libertad de publicarlo aqui para que esté en una posición más relevante y que además quede como comentario. Lo estoy compartiendo también en las redes sociales. Me encantá! Te mando un abrazo, Lucia

Leave a Reply

Your email address will not be published.