Solo queda vida

La resurrección… cuando te llueven de punta por todas partes, todo parece perdido y de pronto te tiras en sus brazos, permites que todo naufrague en esa luz como un mar. Naufragar es dejarlo todo, las preocupaciones todas, las emociones, el dolor y hasta las alegrías, saber que todo eso se quita como la ropa y que luego solo queda Vida, acogida sin condiciones, gozo. Lo sabes porque de pronto todo cambió de color, huele distinto y eres capaz de perdonar hasta a quién no lo pidió, y solo eso importa y es.

Con cariño, sabiendo que las palabras suenan hoy a trabalenguas,

Christina Moreira

Leave a Reply

Your email address will not be published.