Somos pobres por naturaleza

Somos pobres por naturaleza aunque seamos ricos en cosas materiales. Todo lo hemos recibido de Dios, junto con la vida los talentos que debemos poner al servicio de nuestros hermanos. “Yo soy la vid, vosotros los sarmientos. El que permanece unido a mí y yo en él, da mucho fruto; PORQUE SIN MÍ NO PODÉIS HACER NADA.”

Rebeca Mendoza
Toronto, Canadá

Dejaste de meditar por algún tiempo? Re-inicia sabiendo que es el Espíritu Santo que ora en ti. Ven a nuestra Capilla Virtual.