Tag Archives: Irene Mabel Casas

Asi como el Niño reposa sereno y confiado...

Asi como el Niño reposa sereno y confiado en el regazo de La dulce y tierna Madre, asi sea nuestra entrega a la mas Bella Oración de Alabanza y Gratitud en lo mas profundo de nuestros Corazones a quien nos ha Sido dado. 🙏Para Ti Todo Honor, Toda la Gloria,Todo El Amor!💝💫💫

Mabel Casas
Bahía Blanca, Argentina

Si estás leyendo este artículo puede ser que este sea el medio en que Dios te llama para que vivas la experiencia de conocerlo desde tu corazón. Meditar es muy sencillo – pulsa aquí.

El Hijo de Dios reinará

✨Isaías, nos regala la más asombrosa de las profecías “EL Señor mismo os dará una señal, La Virgen concebirá, y dará a luz un hijo que se llamará Emanuel “(Isaías:7-14) Que significa: Dios con Nosotros.

Isaías nos describe Los Nombres Divinos, que solo Dios puede dar como verdad.

✨ “Porque un niño nos ha nacido.” Su nacimiento tiene un propósito, liberarnos de la oscuridad y las tristezas que existían, y existen en nuestros corazones y en los corazones mundo entero. Dios nos lo da voluntariamente, ÉL es nuestro Mesías, nos lo presenta, como Un Regalo de Dios, para nosotros si lo aceptamos como nuestro Señor y Salvador, Él nos concederá el perdón de nuestros pecados, y así recibiremos, en su Poder Trinitario, el Don de la vida eterna.

Su ternura y su amor por nosotros es inconmensurable, es nuestro amigo, y hermano fiel, nuestro salvador, nuestro maravilloso consejero, ejemplo perfecto y el maestro infalible. Sabe y corrige nuestros pensamientos, palabras y obras, porque en” Él están escondidos los más preciados tesoros de la Sabiduría, y el Conocimiento (Col:2-3).

Jesús, El Hijo de Dios reinará, como Rey de Reyes, Señor de Señores. Es nuestro Guerrero Divino, Jefe Perpetuo, Príncipe de la Paz.

¡MADRE CELESTIAL! Así como cuando entraste con José al pesebre oscuro y frio, éste se lleno de luz y de calor con tu Inmaculada y dulce presencia y el nacimiento de tu precioso niño se manifestó en La estrella más brillante en el cielo, la Alegría de los Ángeles, la Dulzura de la Paz, y el Renacer de la Esperanza. Has que mi corazón al decir Si, aceptándolo como Mi Señor, lo Glorifique, lo Alabe, lo Bendiga, dándole Gracias, por tanto Amor, y que ésta Adoración, en el silencio más profundo de nuestras almas, se haga extensible, como el más delicado perfume, a todo aquel que lo recibe , en su corazón, hasta el fin de los tiempos. AMEN.

¡FELIZ NAVIDAD!

Mabel Casas
Bahía Blanca, Argentina