Tag Archives: Lucía Gayón

Aprender a vivir en la presencia de Dios

Aprender a vivir en la presencia de Dios no es solamente llenar una serie de requisitos morales, éticos o religiosos. Es mucho más! Implica el QUERER con todo nuestro corazón lanzarnos a la aventura de descubrirlo en nuestro corazón.

Hemos sido educados para buscar a Dios afuera: En las Escrituras, en los dogmas, en lo que dice la Iglesia, en el Credo, en las prácticas religiosas. De hecho, cuando nos referimos a Dios tendemos a mirar hacia el cielo. Vemos a Dios como una meta externa que para alcanzarla implica “portarnos bien” o, de plano, morirnos para llegar a Él. Aclaro que estas formas son grandes medios de conocer a Dios también.

Romper con esta visión limitada de Dios toma valentía y toma el QUERER. Pero necesitamos saber cómo. Suena bonito pensar en buscar a Dios en nuestro corazón y lo más que hacemos entonces es hablar con Él y contarle nuestras penas, alegrías y más frecuentemente, pedirle que haga algo por nosotros. De nuevo, en esa visión lo vemos como un ser externo y extraño – proveedor de deseos.

Cuando damos el paso y empezamos a meditar, nos costará trabajo entender que debemos dejar a un lado nuestras peticiones y conversaciones, por muy sagradas y genuinas que sean. Simplemente nos contentamos con repetir nuestra palabra sagrada. Desde la primera vez que meditemos, vamos a ver los frutos. Primero nos sorprenderemos de que estamos muy distraidos y que no nos podemos concentrar. Este es un gran paso para conocer nuestra vulnerabilidad y si la vemos, ya dimos el paso más difícil para aprender a vivir en la presencia de Dios.

Continuaremos el camino, con distracciones, tropezones y olvidos – seguiremos topándonos con nuestras vulnerabilidades que vienen en nuestra ayuda para seguir adelante. Cada tropezón es un paso hacia adelante. El gran mérito de meditar consiste en que al percatarnos de nuestras distracciones y vulnerabilidades, regresemos a la repetición del mantra – asi sea mil veces durante nuestro periodo de meditación.

Eso es justamente aprender a vivir en la presenia de Dios!

 

Lucía Gayón
Ixtapa, México

Aprende a meditar – dale click a las imágenes que irán apareciendo desde este enlace.

Hoy me toca ser guardiana de la Capilla Virtual

Hoy me toca ser guardiana de la Capilla Virtual y reflexiono que hemos sido muy afortunados de recibir el Regalo de la Meditación. ¿Sabemos hasta que punto es un Regalo del Cielo? Creo que en lo profundo de nuestro corazón lo sabemos y podemos ver cómo brota el agradecimiento por ello.

Hoy en especial quiero agradecerles a ustedes que me acompañan y que me permiten acompañarles. Haber lanzado el proyecto de Permanecer en su Amor en 2011 ha creado una comunidad espiritual muy hermosa, donde nos acompañamos para meditar juntos. Y esa comunidad es real gracias a cada uno que desde nuestro lugar meditamos cada día. Eso es lo que nos hace fuertes!

Cuando lancé este proyecto yo quería que cada uno de nosotros pudiera deleitarse con su propio camino, que nos percatáramos de este Regalo del Cielo. Con el ejercicio de la Pregunta de la Semana puedo ver con admiración y agradecimiento, jcómo cada uno vamos configurando ese camino y compartiendo nuestra experiencia con otros. Sus reflexiones son maravillosas y para mi es un honor leerlas y publicarlas!

Siento que esta comunidad tiene una gran madurez justamente para compartir el regalo con otras personas – se ve muy claro en sus escritos, en las invitaciones a meditar de los guardianes, en las respuestas. Deseo de todo corazón que 2019 nos lance con mayor fuerza a pasar el Regalo a otros – que tengamos la confianza de hacerlo.

Cuando recibí este Regalo me percaté que no era para que yo lo guardara en en el cajón de los conocimientos o de la experiencia. Para que el Regalo creciera tenía yo que compartirlo. Hacer este trabajo me compromete en mi meditación diaria y a la vez me da una enorme alegría poder hacerlo.

Deseo que este año demos ese paso de compartir – ya verás que cuando lo hagas tu meditación también se hará más profunda y más comprometida – y comprometida alegre!

Muy feliz 2019 – de crecer dando!

Meditaré a las 12.30 de México

Lucía Gayón
Ixtapa, México

Ven a nuestra Capilla Virtual en Facebook a meditar con nosotros!

El Regalo de Navidad

Te invito a recordar lo que tus padres, abuelos o miembros de tu familia dijeron e hicieron el día que tú naciste. Puedo pensar que fue un evento de gran alegría para tu familia. Quizás lo puedes re-experimentar al tú ser padre o madre, y al haber tenido la dicha de tener a tu hijito en tus brazos. O al ser parte muy cercana del nacimiento de un bebé. En la quietud del recien nacido, cualquier movimiento, cualquier mueca, cualquier esbozo de sonrisa, resulta fascinante. Es la Vida que continúa, dando por su paso una experiencia de profunda fascinación.

No conocimos a Jesús bebé – solo lo imaginamos en virtud de nuestras experiencias con otros bebés. Pero es la misma Vida, el Hijo de Dios, nuestro Hermano, pues también somos hijos de Dios. El mundo se detiene ante la noticia de ese Nacimiento y cada año lo volvemos a celebrar; y volvemos a contar la historia; y lo queremos recordar aún cuando no nos tocó estar presentes.

Hoy celebro la Vida de cada uno de nosotros en la presencia de Jesús; hoy celebro las veces que hemos dicho SI a la Vida, a pesar de sus desafíos y problemas – algo mayor que nosotros mismos nos lleva a dar ese SI. Y ese “algo mayor” es Jesús que no nos deja, que hoy y siempre se deja acariciar y abrazar por nosotros.

Dios ES tu Regalo y tú lo eres para Él!

Lucía Gayón
Ixtapa, México

Él te invita a sentirlo en tu corazón. Medita con nosotros en la Capilla Virtual.