Tag Archives: Pilar

“Preparad el camino del Señor, allanad sus senderos”
Orar contemplativamente o meditar es allanar los senderos de nuestro interior,
elevar los valles, descender las colinas…
toda una exploración y una aventura, toda una tarea.
No se trata de llegar a la meta,
sólo de preparar el camino.

(Pablo d’Ors, Palabra y Vida, Ed. Claret, 2017)

Comento esta cita porque me gustó y para mí es muy apropiada para la meditación de estas semanas que estamos viviendo en este tiempo de Adviento. También está relacionada con Is 40,3-4.

Tal como dice esta cita con la meditación no tratamos de llegar a la meta, sino que lo que estamos haciendo es estar continuamente preparándonos para hacer el camino. Nos ayuda a experimentar la presencia y la ternura del amor de Dios y así ver la vida y las personas de una nueva manera; de darnos cuenta de lo que es realmente importante y tiene valor y encontrar el sentido profundo de nuestra vida.

Pilar
España

Recibe los escritos sobre la meditación cristiana de Father John Main en tu correo – son gratis. Por favor pulsa aqui

La oración es dejarse hacer

La oración es dejarse hacer.

Es como en el desierto la duna que va cambiando continuamente, va adoptando formas y líneas diferentes como si estuviera en una forma pasiva. Es la búsqueda espiritual.

Hay que dejarse encontrar, aceptar lo que recibes, saberse dar y sobre todo saber que no soy la protagonista, que el protagonista absoluto es el Espíritu de Dios. En pocas palabras es «abandonarse en Dios».

Pilar
España

Aprende a meditar – dale click a las imágenes que irán apareciendo desde este enlace.

Dedicar cada día...

Dedicar cada día unos minutos a la meditación (por la mañana y por la tarde-noche) me ayudan a ir tomando conciencia de lo que estoy viviendo. De los sentimientos que me hacen estar confundida y me quitan la paz; de los sentimientos que me consuelan y me hacen feliz. Esto no se descubre los primeros días, sino que te das cuenta con el tiempo y con la necesidad que se va experimentando al ser constante en la meditación. Para no estar preocupada de los minutos que llevo y estar mirando el reloj, va muy bien utilizar un temporizador, así tanto si me canso y tengo la tentación de mirar el reloj no me tengo que preocupar hasta que suena. Hay días que el tiempo pasa volando y otros que se hace interminable, pero esto no tiene que ser ningún motivo para dejar de hacerla, sino todo lo contrario.

Pilar
España

¿Te gusta el escrito de Pilar? Compártelo con tus amigos e invítalos a iniciar el camino de la meditación cristiana – dale click a los iconos de abajo de las redes sociales.