Tan fácil y tan difícil a la vez....

“Que con raíces profundas y firmes cimientos, tengas la fuerza para tomar, con todos los que son de Dios, lo que es el aliento, el largo, el alto y la profundidad el Amor de Cristo, y puedas conocerlo, aunque esté más allá del conocimiento. Así puedas llegar a la plenitud del ser, la plenitud de Dios en sí mismo”

Me gusta esta parte del escrito, en realidad me ha gustado todo el escrito. Refleja lo que yo anhelo y da las pautas a seguir para alcanzarlo. Tan fácil y tan difícil a la vez….

Eva María Fernández Espigares

Recibe los escritos sobre la meditación cristiana de Father John Main en tu correo – inscíbete a nuestros boletines, son gratis.

Leave a Reply

Your email address will not be published.