Mi tarea es dar clases particulares

Mi tarea es dar clases particulares. El camino de la meditación me lleva a prestar más atención a la relación cordial y respetuosa que se establece con cada alumno, ya que mis clases son individuales. La idea es que puedan experimentar que son capaces de aprender si tienen interés en hacerlo. En general vienen sin motivación más que la de aprobar la materia. Lo que más me gusta de mi trabajo es que a su vez aprendo mucho de los alumnos, que aportan a mi vida una visión fresca, siendo que son muy jóvenes. Es dar y recibir, un camino de ida y vuelta, circular. La meditación me ayuda a tener serenidad y comprensión, a ponerme en el lugar del otro. Al terminar cada día las clases, la meditación es el cierre ideal, que pone distancia y a la vez comunión con todo. Un tiempo que hace que todo el día sea apacible dentro de mi, un tiempo que es eternidad, libertad que me brinda un espacio inmenso para ser.

Blanca Valloni

¿Te gusta el escrito de Blanca? Compártelo con tus amigos – dale click a los iconos de abajo.