naranjas2

Una técnica es un conjunto de pasos para lograr un objetivo concreto. Se usa para cumplir actividades donde hay componentes psicomotrices importantes. Pero, cuando nos referimos a una actividad que implica la expansión de nuestra conciencia profunda, la técnica resulta limitada. Necesitamos apelar a una herramienta más profunda, que nos permita ahondar en lo más hondo o genuino de nuestro ser. Y allí aparece la disciplina, a la que se refiere el autor.

La disciplina tiene algunos elementos de la técnica, pero es mucho más abarcadora y global. Y sus alcances llegan hasta esa dimensión que constituye aquello que somos en realidad, sin tapujos, sin falsas idealizaciones. Entonces, cuando aludimos a la actividad contemplativa, creo que lo más apropiado es hablar de disciplina y no de técnica.

Alicia Gundín

Leave a Reply

Your email address will not be published.