Ser templo de Dios

Ser templo de Dios,es un llamado una vocación de conocimiento es ser íntegro.en cuerpo y alma, es decir cuidar nuestro cuerpo,ese motor móvil donde habita el alma.

Ambas cosas forman el templo….desde ese lugar, humano y divino.por gracia, vivimos nuestra vida terrenal,aspirando llegar a la patria celestial.

De ese templo, espacio cuidado para Dios, se desprenden los dones del Espíritu que derramando por amor a los demás.

Liliana Mellano

 

¿Te gustaría iniciar el camino de la meditación cristiana? Explora este sitio web y recibe los escritos de Father John Main en tu correo. Pulsa aquí para inscribirte a nuestro servicio de apoyo virtual.

Leave a Reply

Your email address will not be published.