Por favor pulsa la imagen para continuar

TIEMPO

Podemos evaluar la importancia que le damos a algo por el tiempo que estamos dispuestos a dedicarle. Cuánto más tiempo le dedicamos a algo, más evidente resulta la relevancia y el valor que tiene para nosotros.

El tiempo es el regalo más preciado que tenemos porque es limitado. Podemos producir más dinero, pero no más tiempo. Cuando le dedicamos tiempo a una persona, le estamos entregando una porción de nuestra vida que nunca podremos recuperar. El mejor regalo que le puedes dar a alguien es tu tiempo.

El mejor regalo es dar tu concentración, tu atención total. La postergación es aceptable para lo trivial, pero no para entrar a la presencia de Dios. La mejor expresión del Amor es el tiempo. El mejor momento para amar es hoy.

Medita 30 minutos dos veces al día – todos los días de tu vida. Repite tu palabra sagrada – Maranatha – durante esos 30 minutos. Si llegan pensamientos, gentil y suavemente, regresa de nuevo a repetir tu palabra. Dila intensa y amorosamente, pero no pienses en su significado. La Palabra se arraigará en tu mente, en tu corazón y en todo tu ser.