corredor

´Repetimos esta palabra(Maranatha) porque estamos haciendo un peregrinaje más allá de nosotros mismos, más allá de nuestras limitaciones. Para poder ir más allá de nosotros mismos debemos trascender nuestra imaginación, y la palabra es el camino, el vehículo que nos lleva hacia delante. El desafío de la meditación es el poder tomar la disciplina de repetir la palabra y al continuar diciéndola aprendemos a ser pacientes, aprendemos a esperar y al movernos hacia delante, llegamos a nuestro centro. El camino a la riqueza duradera es un camino de pobreza. El camino a la iluminación es por la oscuridad. Debemos pasar por esto con una mayor disciplina y con una mayor lealtad.´ John Main

Es un gusto recibir en el grupo a Sebastián. Que lindo que inicies o re-inicies este camino luminoso de encuentro con Jesús. Dios te bendice!

Lucía

Leave a Reply

Your email address will not be published.