meditacion-cristiana-33

´El primer requisito es que debemos entender es que debemos superar el egoísmo, para que “mi oración” deje de ser una posibilidad. Estamos llamados a ver con los ojos de Cristo y amar con el corazón de Cristo, y responder a este llamado superando el egoísmo. En términos prácticos esto significa aprender a estar quietos y aprender a estar en silencio para que así dejemos de pensar en nosotros mismos. Esto es de suma importancia – debemos estar abiertos al Padre a través de Jesús – y cuando estemos orando debemos ser como el ojo que no se puede ver a sí mismo.´ Father John Main

Bienvenida al grupo, Sandra! Estas palabras de Father John me impactaron mucho cuando empecé a meditar. Cuántas veces creemos que somos nosotros los que oramos. San Pablo decía que nosotros realmente no sabemos cómo orar, sino que es el Espíritu que ora en nuestro corazón. Pero es difícil entender esto fuera de la experiencia de la oración profunda y silenciosa.

Estamos para acompañarte en este hermoso camino de despertares!

Lucía

Leave a Reply

Your email address will not be published.