Ver con otros ojos

Que en la calma y serenidad de nuestros corazones, sin temor a juicios, podemos progresar poco a poco en el camino de la meditación.
Y así lograr conocernos y escucharnos internamente y ver con otros ojos, con más claridad, con Amor, la realidad de nosotros mismos y de Dios.

Susana Porras

Si estás leyendo este artículo puede ser que este sea el medio en que Dios te llama para que vivas la experiencia de conocerlo desde tu corazón. Meditar es muy sencilla – pulsa aquí.

Leave a Reply

Your email address will not be published.