Lo que más me impacta es “lo que llamamos pecado, podría ser igualmente llamado ilusión, por su irrealidad y su separación del orden de la realidad”, descubrir que el pecado es ilusión, es la negación de la realidad por apartarnos de vivir en el único que representa la verdad y la vida: Dios en su más alta manifestación el Amor. Si me ha impactado algo tan sencillo y a la vez difícil como es vivir la realidad es vivir en el amor.

Leomaris Herrera Campoy

Leave a Reply

Your email address will not be published.