Vivir la vida de segunda mano será estar pendiente de lo que digan y piensen los demás de mi, es no conocerme a mi mismo, es vivir la vida superficialmente, sin buscar entender las cosas en profundidad, es estar pendiente de la aprobación de los demás, es buscar hacer las cosas sin reflexionar en sus consecuencias, es hacer hacer y hacer, sin nunca parar para ser.

Ricardo Centurión

Leave a Reply

Your email address will not be published.