meditación-cristiana-60

´Para perseverar… hay que volver a empezar…, justo ayer que empezó la cuaresma, recomencé a meditar después de dejarlo mucho tiempo (mas de 6 meses) y encontré en las meditaciones que hice ayer y esta mañana, un lugar, no físico, sino espiritual, un lugar que siempre estuvo ahí, y me estaba esperando, ése lugar estaba esperándome, paciéntemente y es muy familiar, por eso me doy cuenta que volver a meditar, no es como empezar de nuevo… todo lo hecho hasta hoy, estaba intacto, es difícil de explicar con palabras, pero básicamente todo el camino que recorrí cuando comencé a meditar no se perdió durante 6 meses en los cuales no medité, no se desperdicia nada del camino que uno hace cuando comienza, no sé si avanza, no sé si uno “sube”, no sé como explicarlo… es mas bien como construir algo, que no se pierde por el paso del tiempo, se construye y queda ahí para cuando uno vuelva a continuar construyendo, ayer no empecé de cero, me encontré con este “lugar” sagrado donde pude “estar” en Paz, como en un lugar familiar… simple pero inexplicable, simple y extraordinario, sólo se puede entender desde la experiencia personal.´

Francisco Urdapilleta

Leave a Reply

Your email address will not be published.