“Cuando vemos que hemos dejado de decir el mantra, que nuestra mente está navegando, simplemente debemos volver a él, y con él, a la realidad. O sea que retornamos a Dios presente en nuestros corazones.”

Más que gustarme esta frase es que es algo que experimento con mucha frecuencia y que la tengo que tener presente continuamente. Hay días que tengo que estar muy atenta y volviendo con suavidad al mantra, como se ha comentado en algún otro texto, porque mi mente vuela a una velocidad increíble. La vida nos hace vivir momentos de calma y de tempestad. Mantenerme todo el tiempo en el mantra es un reto.

Pilar

Leave a Reply

Your email address will not be published.