Yo medito porque siento

Yo medito porque siento que es mi camino para acercarme a Jesús, tengo la certeza de que su Reino es ahora y su espíritu está con cada uno de nosotros, en nuestro interior. Al meditar me centro y soy más consciente de su presencia. Al vivir con esa certeza, miro todo de forma distinta, mi mirada se vuelve más compasiva y más humilde.

Eva María Fernández Espigares

Si estás leyendo este artículo puede ser que este sea el medio en que Dios te llama para que vivas la experiencia de conocerlo desde tu corazón. Meditar es muy sencillo – pulsa aquí.