web analytics

Así nos viste Dios – Alicia

by | Oct 14, 2019 | Meditacion Cristiana

Así nos viste Dios

Así nos viste Dios

San Pablo hoy nos dice a cada uno de nosotros: “ten en cuenta que no sustentas tú a la raíz, sino la raíz a ti” (Romanos 11:18).

En estos días algo se dio que bien puede relacionarse con lo que san Pablo nos dice:

En mi pais, Argentina, como sucede en la mayoría de los países ubicados en el hemisferio sur, la primavera despliega todo su esplendor.

Los cambios que dan lugar a las distintas estaciones, se llevan a cabo, sutilmente, casi de manera imperceptible y silenciosa.

Los que tenemos fe, lo vemos como un mensaje constante del Creador, la Trinidad misma se percibe amorosa en todo lo Creado.

Al decir de San Juan de la Cruz, en su cántico espiritual refiriéndose a los regalos incesantes de Dios para con nosotros sus criaturas amadas: ” Mil gracias derramando, pasó por estos sotos con presura, y yéndolos mirando, con sola su figura, vestidos los dejó de hermosura”.

Asi nos viste Dios, siempre de hermosura.

Hace dos días saqué esta foto,

Podemos observar un árbol un cerezo con ciertas particularidades.

Nuestro cerezo tiene un tronco sólido, fuerte que da lugar a dos ramas potentes, una se presenta esplendida, bellísima, la otra se ha secado, esta muerta.

La causa de este extraño fenómeno, se la tendríamos que preguntar a un experto en estos temas, pero se presta para aplicarlo a la vida espiritual, y así en cierta forma, podemos ver que se cumple lo que nos dice San Pablo, La raíz nos sustenta.

La rama florecida, parecería estar impregnada de vida divina, regada por el agua misma del Espíritu Santo, mientras la rama seca representaría lo opuesto, al mundo mismo y el olvido o rechazo que hace de Dios.

Si bien toda oración hace florecer nuestra vida en Dios, la meditación tiene la particularidad, que nos posibilita sentir lo que san Juan de la Cruz nos comparte: yéndolos mirando, con sola su figura, vestidos los dejó de hermosura.

Si, la meditación nos lleva a la contemplación del Amado, sentir en nosotros la mirada amorosa divina, sentir plenamente su amor infinito.
Al meditar impregnados del misterio mismo divino, del silencio en Dios mismo, quedamos como suspendidos en El, en su Amor y en este aparente “no hacer nada”, se da todo pues se nos da la eternidad misma.

Toda nuestra vida se irá trasformando, pues el amor de Dios ira sanándonos, despertándonos, todo se ira ordenando a Dios mismo, todo irá colmando de una paz inefable, distinta.

Será o se dará como un proceso imperceptible, iremos cambiando, en nuestro elegir, decidir, pensar, obrar, de manera incesante, y esto durará hasta el fin de nuestras vidas, con sus idas y venidas, pero lo transitaremos en Paz, con goce pleno y esencialmente agradecidos, avanzaremos desde la esperanza, desde lo que se nos va regalando en el día a día, desde esa raíz que nos sustenta, raíz que reconocemos amamos, elegimos, ya identificamos, avanzaremos sostenidos y abrazados inmersos en el Amor Infinito de Dios.

Desde el amor infinito de Jesús y María

Alicia Vinent
Patagones, Argentina

Dejaste de meditar por algún tiempo? Re-inicia sabiendo que es el Espíritu Santo que ora en ti. Ven a nuestra Capilla Virtual.

Historial