Creo que este proceso no tiene fin...

Creo que este proceso no tiene fin… – Rosi

Cuando la meditación llegó a mi vida y en mí surgió el deseo de recibirla, comencé sosteniendo mi proceso en una fuerte disciplina, esto me ayudó muchísimo para ir percibiendo, lentamente, una nueva visión de mi vida y de toda la creación, a medida que avanzaba en esta nueva visión, noté que empezaron a madurar algunos dones, humildad, compasión, amor por todo lo creado.

Creo que este proceso no tiene fin, por más que sintamos experiencias bellísimas, siempre serán poco en relación a la infinitud de Dios.

Rosi de León
Mendoza, Argentina

¿Te gustaría conocer el programa Medita con un Amigo?