¿Qué hacer con las turbulencias?

Las turbulencias son situaciones que nos pasan a todos y casi siempre llegan de forma inesperada. No las podemos evitar pero podemos aprender a aceptarlas como parte normal de la vida. Y al aceptarlas, me refiero a la aceptación positiva, que no es  resignación, ni tampoco conformismo, o “castigismo” . Tampoco son pruebas que Dios nos manda.

Las turbulencias ocurren cuando hay movimiento y denotan evolución. Estamos evolucionando, podemos ver que ya no somos los niños o adolescentes que fuimos; ni los adultos de hace una semana. Es en esa evolución, movimiento, que naturalmente ocurren las turbulencias. En una aeronave nos advierte el piloto que nos acercamos a una zona de turbulencia y podemos prepararnos para pasarla. Y pasa!

Para prepararnos para las turbulencias debemos estar conscientes que van a ocurrir. Y nuestra forma de prepararnos es estando quietos, en silencio, en actitud de espera luminosa. Por eso meditamos!

Lucía Gayón
Ixtapa, Mexico

::___________________________________________________________________________________::

La incondicionalidad del amor que trasciende en perdón y transforma la misericordia en fiesta de retorno.

Nosotros los humanos apenas empezamos a reconocer esta dimensión que nos coloca más allá de nosotros mismos.

En nosotros fácilmente afloran sentimientos de rechazo, desacuerdo, separación, abandono; irá… agravadas por heridas inconscientes que distorsionan los sucesos. Esto conduce a que la aceptación, la comprensión y el perdón, sean condiciones difíciles de procesar en nuestro corazón.

El resentimiento apoyado por razones, van formando en nuestro interior un abismo oscuro e implacable, que no queremos ver ni escudriñar, que debilitan nuestra capacidad de amar y comprender.

Lo que es adentro es afuera, y todos estos rencores distorsionan nuestra visión, se convierten en malestar, en desconfianza y rigidez, hacia nosotros mismos y extendemos la herida a lo que nos rodea.

El retorno a la aceptación, a la comprensión de nuestra humanidad, a la misericordia con nosotros mismos, abre nuestro corazón al amor, y a la compasión con los demás, al reconocimiento de situaciones de aprendizaje y crecimiento y a la alegría del retorno de nuestra integridad que nos ayuda a trascender en comunión con todos y todo le que Es. Uno en el Espíritu del Padre.

Rosa Angela Contreras Quintero
Bogotá, Colombia

::___________________________________________________________________________________::

Revivir !!!

En Cristo, es buscar un camino…

Hacia su casa, nos hace entrar, comparte su vida con la humanidad.

Todo esto es mío, mi Padre nos lo ha dado para que lo disfrutemos.: paz, armonía, perdón, unidad…

El silencio nos lleva a profundizar y a agradecer por tánto !!!

Ma Ra Na Tha…..ven señor Jesús, !!!

Mercedes González
Pinar, Ciudad de la Costa, Uruguay

::___________________________________________________________________________________::

Acompáñanos a nuestra Capilla Virtual en Facebook para vivir una Cuaresma más comprometida en nuestra meditación diaria.