Desapego de preocupaciones

Desapego de preocupaciones – Lucía Gómez

Para mì en eso consiste la pobreza en la oración. El mantra o también la Palabra Sagrada, como dicen en los Talleres de Oración del Padre Larrañaga, nos lleva a ese silencio interior, donde el alma poco a poco aprende a desasirse. Precisamente en “La Nube del no saber”, se habla de esto, porque cuando nos centramos en el mantra, sin darnos cuenta este va haciendo Eco en nuestro corazòn, en la profundidad de nuestro Ser, y como en el ejemplo con el cual se ilustra esto en la citada obra, es como cuando una persona està ante un peligro y grita: “Socorro”, “Fuego”, ese grito llama y alguien viene en su auxilio. Pues asì, nuestro “Maestro Interior” que es el Espìritu Santo, cuya Solemnidad vamos a Celebrar el Domingo, al vernos vacìos, Viene en nuestra Ayuda, y es algo que tambièn lo dice el mìstico San Juan de la Cruz: “Señor vacìame de mì, y LLèname de Tì”…. En el libro “El Peregrino Ruso”, también se habla de esta oración del corazón…. Por eso la oraciòn no es tanto hablar y hablar, es màs bien aprender a Escuchar al Señor que nos habla en el Silencio del corazòn”,

Gracias.

Lucía Gómez
Bogotá, Colombia

Para aprender a meditar, explorar el sitio web: Permanecer en su Amor.