Disciplina y libertad

Disciplina y libertad – John Main, OSB

Una de las cosas que todos añoramos en nuestra vida es descubrir la libertad verdadera del espíritu. Estamos atados por muchas cosas – por el miedo y por el tratar de proyectar la imagen de nosotros en lo que los otros esperan ver. Creo que la gente sufre una gran frustración porque no pueden ser ellos mismos ni porque tampoco pueden hacer contacto con ellos mismos.

James Joyce describió a uno de sus personajes como a “alguien que vivía a cierta distancia de sí mismo”. Ahora bien, lo que Jesús vino a proclamar es precisamente esta libertad. La libertad de ser nosotros mismos, la libertad de encontrarnos a nosotros mismos por El, con El y en El. Es el camino a tu propio corazón. Es el camino a la profundidad de tu ser donde simplemente eres – donde no tienes que justificarte o disculparte, pero simplemente gozar el regalo de tu ser. La libertad no es solo liberarnos de cosas. La libertad cristiana no es sólo liberarnos del deseo o del pecado. Somos libres para estar en unión íntima con Dios, que en otra forma de expresarlo, es estar en infinita expansión al Espíritu de Dios.

La meditación es entrar a la experiencia de ser libre para Dios, trascendiendo el deseo, el pecado, renunciando a nosotros mismos; trascendiendo el ego, renunciando a ello, para que todo nuestro ser entero esté totalmente disponible para a Dios. Es en esa profunda disponibilidad que nos encontramos a nosotros mismos. Considera estas palabras de Jesús:

Jesús decía a los judíos que habían creído en El: ´Si permanecéis en mi palabra, seréis en verdad discípulos míos y conoceréis la verdad, y la verdad os librará.

La meditación es simplemente habitar en la revelación, habitar en la misma visión de Dios.

John Main, OSB
Del libro: Momento de Cristo
Traducido por Lucía Gayón
Para la difusión gratuita de la Meditación Cristiana

PREGUNTA DE LA SEMANA
¿Qué es para ti la libertad y la disciplina?

Publicaré tu escrito en el sitio web y en las redes sociales donde podrás también ver las reflexiones de otros meditadores, lo que nos ayuda tanto en el compartir como en el aprender del otro. Por favor indica el nombre de la ciudad y del país donde te encuentras y manda tu escrito a permanecerensuamor@gmail.com

Nota: Nos reservamos el derecho de elegir las reflexiones que como son de dominio público, deben de ser claras, simples y que estén totalmente relacionadas con la experiencia de la meditación cristiana. La idea es compartir el regalo y así dar a conocer la meditación cristiana en su cualidad de simplicidad.