El don ya se ha dado

El don ya se ha dado – John Main, OSB

El autor del siglo XIV de La Nube del No-Saber escribe: «Digo la verdad cuando declaro que esta obra exige una gran serenidad, así como una disposición pura e íntegra, tanto de cuerpo como de alma … No permita Dios que yo separe lo que él ha unido, el cuerpo y el espíritu» (41, 48). El modo de ser plenamente consciente de esta armonía esencial de nuestra existencia es el silencio. Meditar es estar en silencio. Entonces, la armonía de nuestra esencia, nuestro núcleo, por así decirlo, florece y se reproduce por todas las partes y moléculas de nuestro ser. La Nube lo expresa de una manera fascinante: «La persona más repulsiva del mundo, al hacerse contemplativo mediante la gracia, encuentra de súbito (y también por la gracia) que es diferente» (54).

El que nuestra armonía esencial se extienda por nuestro ser es otra forma de decir que la oración del Espíritu de Jesús mana en nuestro corazón, inundándolo y rebosando por toda nuestra vida. Éste es el don asombroso que hemos recibido cuando Jesús nos envió su Espíritu. Pero él no nos lo impone. Nosotros debemos reconocerlo y acogerlo; lo hacemos no siendo inteligentes y examinándonos, sino permaneciendo en silencio y siendo sencillos. El don ya se ha dado. Meramente tenemos que abrir el corazón a su generosidad infinita. El mantra abre nuestro corazón con total sencillez. El apóstol Pablo escribió a los corintios: «¿No sabéis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo que habéis recibido de Dios y que habita en vosotros?» (1 Cor 6, 19). La meditación no es más que el modo que tenemos de saberlo.

John Main, OSB
Del libro: Word into Silence – traducido como “Una Palabra hecha Silencio”
© Canterbury Press, 2006 13-17 Long Lane, London ECIA 9PN, Reino Unido
© Ediciones Sígueme S.A.U., 2008
Para la difusión gratuita de la Meditación Cristiana
Editado por Hugo Mateo y Ricardo Centurión

PREGUNTA DE LA SEMANA
¿Qué es lo que más te gustó de esta reflexión y por qué?

Publicaré tu escrito en el sitio web y en las redes sociales donde podrás también ver las reflexiones de otros meditadores, lo que nos ayuda tanto en el compartir como en el aprender del otro. Por favor indica el nombre de la ciudad y del país donde te encuentras y manda tu escrito a permanecerensuamor@gmail.com

Nota: Nos reservamos el derecho de elegir las reflexiones que como son de dominio público, deben de ser claras, simples y que estén totalmente relacionadas con la experiencia de la meditación cristiana. La idea es compartir el regalo y así dar a conocer la meditación cristiana en su cualidad de simplicidad.

NOTA ESPECIAL
Es posible que no me sea posible publicar el próximo jueves las respuestas a la pregunta de la semana. Estas serán publicadas en el sitio web, redes sociales y los mensajes del jueves, una o dos semanas más tarde. Por favor sigue enviando tu respuesta.