El orden en mi vida – Gladys

Durante años mis pensamientos y actitudes fueron guiados por el orden de la lógica y la moral. Con el transcurrir de los años me fui dando cuenta de que el saldo que dejaba en vida el esfuerzo de obrar con la prudencia de la lógica y el bien común determinado por la moral no me dejaban en paz. Con la DECISIÓN de meditar fui descubriendo mis otros potenciales, además de la razón y la moral en mis actitudes descubrí que en mi esencia está la paz que me deja el amor de Dios.

Sólo resta dejarme amar por él, para ello, debo acudir permanentemente a la humildad de reconocer que es bueno el orden que me proporcionan la lógica y la moral pero es incompleto para otorgarme la paz de saber que soy una hija predilecta del Padre, que me ama sin condiciones; entonces… miedo a qué ?

Con la constancia de la meditación acudo permanentemente a la decisión de volver a la Fuente, de preguntarme …Cómo me enseña Dios a amarlo/la en esta circunstancia? qué haría Jesús en mi lugar?. Meditar, volver a la Fuente permite que me vaya cristificando. Llegar a la plenitud y vivir con la paz necesaria para peregrinar en el camino que me lleva a Dios.

Gladys Pettinati
Rafaela, Argentina

Conoce nuestro programa de Apoyo Virtual.