Encuentro con nosotros mismos

Encuentro con nosotros mismos – Rosa Ángela

Para mí una de las mayores dificultades para aprender a meditar es el encuentro con nosotros mismos, en la mayoría de nosotros existe una sensación de culpa, de no dar la talla, de insatisfacción de lo que somos ; situación que experimentamos desde la niñez porque en nuestra relación con el mundo exterior lo que hacemos o somos por lo general es insuficiente y permanecemos confrontados por la comparación y la competencia. Además de reconocernos como seres imperfectos por la premisa del llamado “pecado original”.

Tenemos temor de descubrir nuestro interior, de desbaratar esa imagen de lo que creemos ser,y encontrar un vacío infinito de insatisfacción.

Asumir la meditación es aceptar nuestro vacío y arriesgarnos con valor y decisión a recorrer el camino o la búsqueda de la verdad de lo que somos.

Encontrar y descubrir la meditación, tal y como la presenta el Padre John Main fue y es un regalo del Espíritu, no necesita preparación, ni posiciones especiales: solo un lugar tranquilo, una silla con respaldo recto que permita comodidad para mantener la espalda recta y la cabeza erguida, para poder estar quietos y atentos al cuerpo, la mente, las emociones. Buscando en esa quietud el silenciamiento interior, apoyados y acompañados por el mantra, repetido de principio a fin con fidelidad y decisión.

La otra dificultad es la humildad y la obediencia a la sencillez de las recomendaciones, y aceptar que el darnos tiempo para reconocernos y descubrir nuestra existencia, es aprender a decir SI a Dios. Porque vencemos nuestras resistencias, y caminamos hacia el encuentro con el espíritu sagrado que realmente somos, en la medida que nos vamos reconociendo como arte de la totalidad.

Rosa Angela Contreras Quintero
Bogotá, Colombia

Estos son los pasos para aprender a meditar – dale click a las fotos de cada flor.