Encuentro con una Persona

Encuentro con una Persona – Lucía Gómez

Hay una frase clave en el texto, que une los dos Testamentos: “La Presencia Eterna de Dios impregna tanto el Antiguo como el N.Testamento”. Pero el problema no está afuera, ESTÁ ADENTRO. Este ADENTRO, en la Sagrada Escritura, en la Revelaciòn, se llama EL CORAZÓN, y, Dios puede darnos un Nuevo corazón. Pero nosotros vivimos muy afuera, en los afanes, en los proyectos, y nunca tomamos conciencia del aquì y el ahora.

Vivimos entre la ansiedad del futuro y – la más de las veces – rumiando un pasado. Se nos olvida que hemos sido liberados, salvados, por eso y, como dijo B. XVI: “No se llega a ser cristiano por una decisiòn ètica, sino por un acontecimiento que le da Nuevo Horizonte a la vida. El cristianismo no es un moralismo: ES EL ENCUENTRO CON UNA PERSONA: Jesucristo”. Ahora, es verdad, no es fácil encontrar este equilibrio. Por eso siempre se nos invita a ESTAR DESPIERTOS Y VIGILANTES. Estamos llamados a VIVIR RESUCITADOS,…Además de la Meditaciòn, que la practico a diario repitiendo el Mantra, cuando veo o tomo conciencia de que me estoy moviendo entre el pasado y el futuro, me ha ayudado mucho la frase de S.Agustìn: “Mi ser es Dios, Dios es el Centro de mi ser, què importa que por fuera llueve y truene si por dentro llevamos EL SOL RADIANTE”…y asì estè en el trabajo, en lo cotidiano, este Pensamiento se centra nuevamente, me hace volver al presente…y saber que soy una hija amada de Dios, no tengo que estar al vaivén de las tormentas de la vida, ni las preocupaciones que no se si algùn dìa no llegaràn. EL TIEMPO PRESENTE, es el Peregrinar por esta tierra, vamos en una situaciòn similar a la de los Israelitas por el desierto hacia la Tierra Prometida.

Lucía Gómez
Bogotá, Colombia

¿Qué significa la palabra Maranatha?