Estamos siempre en la presencia de Dios

Estamos siempre en la presencia de Dios – Joaquín

“…La meditación es el medio para la pureza del corazón, renunciamos al miedo y a la limitación – y entramos, sencillamente, a la presencia de Dios…”

“Entrar a la presencia de Dios” no es más que hacerle una visita.

Estamos siempre en la presencia de Dios, aunque no lo sepamos.

Él ya sabía de nosotros desde el principio de los tiempos. El ya nos dió todo lo que es Él por entero, nos regaló Su presencia por entero, y no sabe mas que dárnoslo Todo.

AMARNOS con locura porque ya no tiene más que darnos.

Todos nosotros, sin excepción, pertenecemos a ese Todo, y solo tomaremos conciencia de ello, y viviremos en la realidad, en el Camino de la Verdad de la vida, sí todos los días le hacemos una visita al que nos lo ha dado todo, al que realmente nos ama sin medida, al que como dice en Isaias, en la Palma de Sus Manos nos lleva tatuados.

Hacemos tiempo para trabajar, para visitar a un ser querido, para conformar a nuestros hermanos, para ver televisión, el móvil, o ir al espectáculo que nos gusta, tomar café con un buen amigo o charlar con el vecino.

Él no nos pide nada, pero el que nos ha dado todo, se alegra como un chiquillo cuando con humildad, y sabiendo que tantos errores cometemos y tan egoístas somos, nos ponemos un ratito en Sus Manos, dejando que Él nos ame. No existe mayor alegría que la un padre cuidando a su querido y amado hijo. Y la de un hijo en el regazo de Su Padre…Abba que en nuestro corazón habitas, este tesoro que nos has dado me llena de plenitud y agradecimiento.

Siempre estás en mi porque Tú me diriges con Manos firmes pero suaves.

Siempre me cuidas, aunque yo me pierda entre la maleza, Tú siempre vienes a rescatarme.

Siempre repito Tú palabra, para que sepas que ahora, en este presente, estoy sólo para ti, y lo que ocurre es que Tú si que estás para mí siempre.

Joaquín Moguer
Cádiz, España

Estos son los pasos para aprender a meditar – dale click a las fotos de cada flor.