Hemos reflexionado juntos temas trascendentales para nuestras vidas

Hemos reflexionado juntos temas trascendentales para nuestras vidas – Carlos

Hemos llegado al momento de la valoración de nuestro encuentro semanal durante 52 semanas que equivale a un año y un mes de haber caminado juntos un tramo de nuestro peregrinaje en silencio y quietud, hemos reflexionado juntos temas trascendentales para nuestras vidas como: El sufrimiento, Quien eres tú?, Ganarnos a Dios, El miedo ,El agradecimiento, Regresar a nuestra niñez, La disciplina, La soledad, La amistad, entre otros más.

Cada una de las reflexiones dadas por Uds. han sido para mí una lección de vida, de aprendizaje y de respeto porque cada reflexión salió de los más profundo de vuestro Ser como el agua que brota desde lo más profundo más cristalina y fresca es.

Queridos amigos y amigas no nos conocemos físicamente porque estamos separados por la distancia pero espiritualmente les llevo en mi corazón y desde la mitad del mundo Ecuador mi tierra natal donde voy a estar por un tiempo quiero decirles GRACIAS de todo corazón por vuestra generosidad demostrada en el tiempo que hemos compartido y quizá podamos tener una reunión virtual para mantenernos unidos y fortalecernos como grupo.

Lucía querida GRACIAS por tus palabras de aliento y llenas de sabiduría a cada una de nuestras reflexiones Dios bendiga, multiplique y fortalezca tu labor de crecimiento Espiritual.
Para finalizar les dejo esta reflexión de Semana Santa por Pablo D’ors.

Queridos amigos:
A punto de entrar en la semana santa, os envío este mensaje. El jueves santo es el día del amor. El viernes, el del dolor. El sábado, el del vacío. El domingo, el de la luz. Amor, dolor, vacío y luz son las principales cuestiones que plantea toda existencia humana. En esta semana se nos ofrece la oportunidad para reflexionar y celebrar estas dimensiones; pero no es que vayamos a reflexionar ni a celebrar todo esto simplemente en la vida de Jesús, sino en nuestra vida con el telón de fondo de la Suya. La pasión, muerte y resurrección de Jesucristo nos interesan como paradigma de nuestra propia muerte y renacimiento continuos. La consciencia de este morir y renacer permanentes es la que nos hace estar plenamente despiertos y vivos. Desde estas claves, ¡feliz aventura interior y feliz Pascua de lo antiguo a lo nuevo!
Pablo d’Ors
Post. Juan Ignacio Liebana

Carlos Torres
Toronto, Ontario, Canadá