La conciencia de la perfección

La conciencia de la perfección – Lucía

Podríamos percibir la vida como si fuéramos un rompe-cabeza con las piezas tiradas en diferentes partes y que nuestra tarea es juntarlas.

Con la práctica de la meditación descubro que no somos tal rompe-cabeza y que somos resultado de la Inteligencia Divina. Dios nos creo íntegros, de una “pieza”, de origen y destino divino; Dios nos creó perfectos y por eso podemos saber que Él es el Amor mismo y de Él solo procede la perfección en el Amor.

Vamos despertando a la realidad de la perfección, y aún, en lo que percibimos como imperfección, es parte de la misma obra. Tener la conciencia de la perfección nos da una mirada de integración y de unidad y  nos da la fuerza para colaborar conscientemente en el plan divino de perfección.

Y esa mirada nos permite saberlo, sentirlo, asimilarlo, creerlo o confiarlo. Por eso meditamos!

Lucía Gayón
Ixtapa, Guerrero, México

Los momentos más significativos de una relación de Amor son aquellos que se manifiestan en el silencio.