La definición de felicidad es algo complicado para nuestra mente...

La definición de felicidad es algo complicado para nuestra mente… – Joaquín

La definición de felicidad es algo complicado para nuestra mente, y muy simple para nuestro corazón.

Nuestra mente vive en el tiempo, y siempre está mirando el futuro a ver qué será, a ver cómo hago esto y aquello; y recordando el pasado, lo que pudo ser y no fue.

A medida que adquirimos el compromiso de meditar a diario, vamos escuchando, y a la vez comprendiendo. Y en la medida de nuestra comprensión, vamos viviendo en nuestro corazón, y es nuestro Ser el que va tomando decisiones, se van abriendo los ojos y va saliendo uno de la tiniebla donde estábamos viviendo.

Y ahí es donde comienza la felicidad..

Estamos aquí con un propósito y con unos talentos. Dios se nos dió por entero, y Su Espíritu va actuando en nosotros.

Al abrir los ojos nos damos cuenta de cuánto tenemos que agradecer, independiente de cómo estemos o de donde estemos.

Yo no te digo que por ejemplo una enfermedad te pueda producir felicidad.

Pero si te digo que a través de esa enfermedad, que es algo producido por la naturaleza, no por Dios, Dios no manda enfermedades, si digo que a través de ella he podido ver el sufrimiento de los demás en los hospitales y residencias. Y eso me produce un gran avance en mi vida, porque he podido comprender la soledad, el dolor y la enfermedad. Esto hace que pueda estar, sobre todo, escuchar a los enfermos, comprendiendo su corazón, y esto hace que pueda sentir agradecimiento desde el mío.

En la medida que tú sueltas todo el amor que Dios te ha puesto en tus manos vacías, que lo sueltas a los demás, Dios vuelve a llenar esas manos con Su amor. No hay más dicha que poder agradecer a Dios, cumpliendo con Su deseo de que des lo que Él pone en tus manos.

Así que yo la felicidad la defino como agradecimiento, a todo lo que hay a ti alrededor, a cada persona que pasa por tu camino. A cada cosa que observas, y a todos los regalos de la naturaleza. Profundamente agradecido, se es profundamente consciente y profundamente feliz.

Joaquín Moguer
Cádiz, España

Estos son los pasos para aprender a meditar – dale click a las fotos de cada flor.