La nada como plenitud - Pedro

La nada como plenitud – Pedro

La mente es un cúmulo de pensamientos,por eso cuando la obligamos a que atienda a un sólo pensamiento en la meditación,se queda sin recursos y en esa pobreza de contenidos termina por diluirse.

Esa pobreza que también podemos llamarla “nada” o “vacío”es la disolución de la mente,sin embargo cuando nos atrevemos a experimentarla,descubrimos que,en realidad,es plenitud.Sólo es “nada” para la mente,dado que ésta únicamente puede ver objetos.

Esa Nada es un estado de consciencia,diferente del estado mental. A mayor riqueza de contenidos hay menor estado de Presencia,y al revés,cuando la mente está más vacía es cuando estoy más Presente.

Pensar,separa;atender,une. Sólo en la atención podemos vivir la unidad que somos. Es un modo de conocer que requiere acallar la mente,silenciar los pensamientos.Dejamos de vivir en la mente y nos convertimos en observadores de la misma sin identificarnos con sus movimientos. Ahí,encontramos nuestro hogar,la consciencia o atención desnuda.

Nuestra casa no es la mente sino la consciencia y no llegamos a ella a través del pensamiento, sino de la atención. Vivir sabiamente consiste en permanecer en la consciencia y descansar en ella,tratando de no caer en sus vaivenes superficiales o nos distraiga con sus cantos de sirena. Soy lo que no se mueve,un centro de consciencia inmóvil y anterior a todo contenido.

No hay distancia entre la consciencia que es y somos y el momento presente.Por eso,cualquier movimiento de búsqueda nos separa.No hay espacio para un camino hasta lo que soy porque no hay distancia que recorrer.

Pedro Silva
Madrid, España

Conoce nuestro programa de Apoyo Virtual.